domingo, agosto 23, 2009

Réquiem por Santa Isabel

Cerró hoy el último Santa Isabel (en Residencial San Felipe), donde realicé mi última compra ayer sábado y donde me gustaba hacer compras puntuales. No tenía las colas antipáticas de los grandes supermercados y para productos estándar (papel, jabón, conservas, gaseosas, caramelos, besos de moza) era una buena alternativa. Lo era también para algunos productos más difíciles, como pan, chicharrón (con camote de yapa) -recurso adecuadísimo de los domingos-, choclo sancochado o mermelada de fresa.

Meses atrás, con el auspicio del alcalde de Jesús María, la tienda quiso extender su área (probablemente creando una tienda con intranquilidad en un entorno residencial) pero los vecinos no lo permitieron (porque además son los propietarios). En una de sus varias acciones erráticas el alcalde distrital tuvo que retroceder.

La desaparición de esta tienda es un caso más del cambio del paisaje urbanístico en Lima. Esperemos que San Felipe en todo caso siga siendo un lugar apacible para vivir.





ACTUALIZADO (1/9/2009). Local calato:



ACTUALIZADO (24/12/2009). El nuevo inquilino se prepara (13/12):


El nuevo ocupante ya opera (19/12):


1 comentario:

Carlos Meléndez dijo...

Un minuto de silencio para lo que fue por un par de años mi "bodeguita de la esquina".