lunes, febrero 05, 2007

Un barquillo o un sundae

Exactamente un helado no es lo mejor para aplacar el calor pero... aprovechemos la época para hablar de helados. Cuando el Jirón de la Unión tenía a la espléndida Botica Francesa, ir a tomar un helado allá era todo un acontecimiento. La tía que siempre me invitaba al Centro me hizo conocer esa incomparable fuente de helados. Mi favorito era el sundae de chocolate, para mi el helado en copa por excelencia. Como muchos se imaginarán, el fudge que bañaba a ese helado de vainilla era único: sabor y espesor precisos. No volví a comer sundae igual a pesar de todas las heladerías que tenemos actualmente en Lima. Por esas épocas aprendí que luego de acabar el dulce era necesario proseguir con agua helada para finalizar con categoría tremendo lonche-helado. (Por cierto esa era la única oportunidad en la que el agua sabía deliciosa para mi).

Recordemos otra heladería histórica: el espectacular Parisi, situado en la Plaza Bolognesi (desaparecido ya hace varios años). Su emblemático helado de lúcuma era sencillamente brutal. Yo de niño no comprendía por qué mi mamá siempre pedía inexorablemente ese sabor. Ahora, a la distancia se pueden entender muchas cosas: ese sabor en el Parisi era una fiesta para siempre repetir. Mientras, yo alternaba con chocolate (¡ese chocolate!), mango, fresa, alguna vez chirimoya creo, turrón alguna vez y otros por ahí. Los cincuentones y más recordarán esa heladería clásica con seguridad.

Ya postuniversitario conocí Speciale, simpática heladería cuasi-familiar de la rancia Magdalena del Mar. Resulta que en la avenida Brasil me entregaron un volante que decía "reclame un helado gratis" en la calle Libertad. Efectivamente, fui a Speciale y me regalaron el conito de helado. Desde entonces uso esa heladería como "heladería de paso", es decir, un lugar para bajar, pedir un barquillo (ahora los llaman conos o conitos) y proseguir el camino. Simpático sitio bochinchero de verano, donde toda la fámili cae al caer la tarde del caluroso verano.

Finalmente, tenemos a los Quattro D's, Laritza's y Zugatti's para las reuniones-café heladeras de estas épocas.

¡Nos vemos: tomando un helado de chocolate-almendra!

3 comentarios:

TRuLy dijo...

Pucha con tanto frio por aki no se me provocan, pero no negare que se me hizo agua la boca con tu post!!!!!

Que Ricos Son Los Helados!!!!

Un besito sabor a helado de Lucuma.

Es mi primera vez por aki, volvere.

♥ ♥

*Pricy* dijo...

Hola Julito gracias por pasar a visitarme :D
Me encantan los helados sobre todo el de chocolate!!! uhmmm lo maximo.
Nos leemos,

adalberto dijo...

con frio y sin frio, igual como esos helados por son muy buenos. tambien hay otra heladeria en Jesus Maria en la Cdra 19 de Arnaldo Marquez, bueno no es exactamente una heladeria sino que venden todo tipo de productos a base de leche (quesos, mantequilla, leche fresca de establo).
bueno que viva el helado, si engorde no interesa