jueves, marzo 13, 2008

Luz roja y luz ámbar

Veo con gusto que a ese esperpento humano que dirige un talk show le han aplicado la luz roja. Esperemos que por fin nos libremos de esos programas de porquería de la televisión nacional y mundial. Los ciudadanos tenemos que cuidar nuestra propia salud. Sería mejor que la seudoconductora dejara de salir en la pantalla y se dedique a los quehaceres domésticos (así sólo su familia sufrirá, ¡qué se hace, ellos no pueden renunciar a su cruz!).



Por otro lado me enteré que el noticiero sangriento del canal 4 se hizo acreedor al dudoso honor de tener luz amarilla gracias a su morbo enfermizo. Las violaciones son el pan de cada día en la boca de la inefable narradora (para ella no pasa nada). Parece que estas clases de noticias son las favoritas de ese noticiero en estas últimas semanas: una chica acusa a un cantante, un joven viola a una niñita, un padrastro abusa de sus hijastras. Sólo falta que la narradora exponga una noticia como esta uno de estos días (disculpen la vulgaridad, pero así entenderán): "Nieto viola a su abuela y luego a la empleada. Posteriormente se tira a la perra de raza dálmata. El individuo fue encontrado con alimento para perros". Supongo que el noticiero creará la sección "Violaciones" así como tiene su segmento "Deportes" dada la popularidad que adquiere este tipo de noticias en este "cochino" noticiero.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu artìculo seria adecuado a no ser por las imagenes y algunos escritos con cierta morbosidad. Pregunta: Me equivoco?
Rachel de Jesus Maria

jca dijo...

La intención de las imágenes repulsivas es reforzar la idea del terrible daño que hacen al público más manipulable los programas que siempre transitan mostrando las miserias humanas. Es particularmente criticable el caso del noticiero porque efectivamente muestra casos de la vida real pero reduce la visión de la gente a lo más abyecto y torcido, estupidizando aún más a un público de por sí mal educado.